Parque España E - 4. Urb. Santa Mónica. Cusco - Perú.

Creando Valor

Por: Luis Alfredo Manrique Farfan
Director Financiero  de la Cámara de Comercio de Cusco

El 2020 trajo consigo una serie de nuevas variables a considerar dentro del análisis de proyectos y decisiones empresariales, creando escenarios de incertidumbre nunca antes vistos en nuestro país.

En el 2021, hemos visto ingresar nuevas variables a analizar en la toma de decisiones, tales como el tipo de cambio y el sobrecosto de comoditis vinculados directamente a la canasta básica. Hoy, a pocos meses de llegar al 2022, creo que es más importante que nunca redefinir las estrategias de corto y mediano plazo, sea cual fuese el sector o tamaño de las empresas.

Trayendo a colación la enseñanza más grande del Philip Kotler, padre del marketing, debemos ser prolijos en la gestión de las cuatro P: precio, producto, plaza y promoción.

En la variable precio, se deberá tomar en cuenta la volatilidad del costo de las materias primas y el efecto que podría tener el tipo de cambio sobre las mismas. En el caso de la soja, por ejemplo, hemos visto encarecimiento en su costo por escasez de la misma y mayor demanda en China, forzando el precio hacia arriba.

Para la variable producto, debemos preocuparnos mucho en estar cerca del cliente en todo el proceso de desarrollo y renovación de productos, sean tangibles o intangibles. Desde el IESE, el profesor Juan Manuel Toro nos hace referencia a cinco pasos: generar la idea, dimensionar la oportunidad, desarrollar el concepto, realizarprobar el concepto, posicionar y lanzar el producto.

Para la gestión de la variable plaza, a nivel mundial se habla de tres componentes: cobertura de mercado, control de canal y costo del canal. Empresas como Backus, apuestan por llegar a la mayor cantidad de puntos de venta, gestionando de manera eficiente palancas de costo y disponibilidad. Tendremos que tomar estrategias que nos permitan estar donde nuestros clientes nos buscan.

En cuanto a la variable promoción, la escuela española ESIC, la define como las acciones que la empresa adopta para calar dentro de la mente del cliente. Empresas como Plaza Vea, apostaron por crear una campaña llamada ̈Probablemente ̈, donde valiéndose de una reconocida cantante y su más conocida canción, dejaron en claro que tienen los precios más bajos.

Veo para los siguientes años, un mercado cambiante y lleno de desafíos, por lo que será sumamente importante estar preparados y abrazar el cambio. Nuestra creatividad y ganas de seguir creciendo serán la luz al final del túnel, y por qué no, el ̈motor y motivo ̈.