Parque España E - 4. Urb. Santa Mónica. Cusco - Perú.

Cámara de Comercio de Cusco se suma a contribuir con la empleabilidad juvenil

  • Estudiantes de Cusco culminaron con éxito capacitación del Proyecto HOPE para mejorar sus posibilidades de conseguir un empleo.
  • Proyecto HOPE convocó a empresas para que apoyen a egresados a formar parte de su fuerza laboral.

Luego de varios meses de intenso estudio, Alejandro López Villalobos ahora ve con más optimismo su futuro laboral. Este estudiante cusqueño es uno de los 30 jóvenes de Cusco que fueron capacitados en herramientas digitales por el proyecto HOPE – Programa de Oportunidades Laborales para Jóvenes, impulsado por Prisma ONG con el auspicio de la Embajada de los Estados Unidos en Perú.

Cabe señalar que esta capacitación contó, durante toda la ejecución del proyecto, con el apoyo e impulso de la Cámara de Comercio del Cusco, también con instituciones públicas como el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, así como el Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (CONADIS).

Muchos jóvenes fueron afectados por el impacto de la pandemia en la economía familiar. Unos perdieron su empleo, en tanto que otros tuvieron que abandonar sus estudios universitarios para dedicarse a oficios temporales que les permitieran sobrevivir. Se convirtieron en personas resilientes, haciendo frente a las adversidades en estos tiempos.

“Decidí participar [en este proceso de capacitación] porque vi las oportunidades que me podían ofrecer. Las herramientas que me han brindado me servirán para el futuro. Después de esta experiencia que me ha brindado HOPE siento que tendré muchas oportunidades. Por ello pienso poner a prueba todo lo aprendido para competir en el duro mundo laboral”, destacó el egresado Alejandro López.

En tanto, su compañera Joanna Béjar Pérez puso de relieve la capacitación orientada a fortalecer las habilidades sociales, que les brinda mayor seguridad y capacidad para trabajar en equipo, haciendo uso de los conocimientos adquiridos en los meses que duró la capacitación.

“Lo que más destaco es poder gestionar nuestras emociones, ser empático y dar importancia al trabajo en equipo. Después de esta experiencia veo mi futuro con un horizonte más amplio, con muchas oportunidades y siento que puedo contribuir a la sociedad”, enfatizó Joanna.

Por su parte, otra de las egresadas Delia Quispe Cruz destacó el fortalecimiento en manejo de herramientas digitales, aprovechando el uso de la computadora que se convertirá en una gran aliada para mejorar el desempeño laboral de ella y de todos sus compañeros.

“Hay muchos jóvenes que tienen la capacidad de estudiar porque tienen computadora e internet, pero no conocen las herramientas necesarias. Ahora veo que tenemos un mejor futuro porque tengo más claros mis objetivos y puedo conseguir cumplir con mis metas”, señaló Delia.

Todos se mostraron agradecidos por la oportunidad de haber sido seleccionados para esta capacitación, mediante el uso de la plataforma del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo se complementaron las clases virtuales ofrecidas por HOPE con cursos que el MTPE tiene a disposición, con certificación de empresas privadas como el Grupo Romero, Fundación Telefónica y CISCO.
HOPE es un proyecto implementado por Prisma ONG, auspiciado por la Embajada de los Estados Unidos, uno de cuyos objetivos es reactivar las oportunidades de los jóvenes post pandemia. Con el proyecto HOPE se capacitó a más de 150 jóvenes de Cusco, Lima, Ucayali, Piura y Loreto, cuyas edades oscilan entre los 18 y 22 años.

“Se está promoviendo que los mejores estudiantes realicen pasantías en importantes empresas de la región. Gracias al apoyo de la empresa privada y las instituciones públicas, seguiremos consolidando un futuro mejor para ellos y sus familias”, señaló Diego Fernández-Concha, Director de Planeamiento y Desarrollo de Prisma ONG.

PRISMA, es una organización que cuenta con más de 35 años de experiencia desarrollando proyectos educativos en Perú, América Latina y África, en coordinación con gobiernos centrales, regionales y locales, sociedad civil, instituciones académicas y empresas privadas, en beneficio de jóvenes de escasos recursos económicos.